Traducir tu página web a varios idiomas

20 de noviembre de 2023

Traducir o no traducir mi página web a otros idiomas. He ahí la cuestión. En el mundo digital, donde las fronteras se desdibujan y las audiencias globales son el horizonte deseado para incrementar las ventas, la decisión de en qué idioma presentar tu tienda puede marcar la diferencia entre el éxito y el estancamiento. Con un entorno donde la competencia es feroz, se ha vuelto cada vez más difícil lograr que un usuario realice una compra si no encuentra la información en su idioma nativo. Veremos en este post las claves para traducir tu página web a varios idiomas de forma efectiva.

La personalización se erige como una de las grandes claves del éxito en el comercio online, y en este contexto, el idioma en el que hablas y transmites tus mensajes se revela como un factor esencial. No es simplemente una cuestión de palabras; es la conexión emocional y la comprensión profunda lo que impulsa a los usuarios a convertirse en clientes fieles. 

El idioma en el que hablas y transmites tus mensajes es crucial

La elección de traducir tu tienda online se presenta, así, como una estrategia imprescindible para abrir las puertas a un mercado global y construir relaciones duraderas con una audiencia diversa. Ahora bien, la traducción, a pesar de ser una herramienta valiosa para la expansión global, también puede convertirse en un obstáculo si no se maneja con la atención y el cuidado necesarios.

Errores más comunes al traducir tu página web a otros idiomas

Aquí van alguno de los errores más comunes que suelen cometerse a la hora de traducir tu página web a otros idiomas: 

  • Traducir solo las fichas de producto: No ofrezcas una experiencia fragmentada. El menú, las descripciones generales, las políticas de compra o el about son muy importantes también para tus clientes. 
  • Olvidarse del SEO: Olvidarse de traducir el contenido en los motores de búsqueda puede afectar la visibilidad online en regiones específicas. Investiga palabras clave en cada idioma, adapta la estrategia de SEO y verifica la correcta implementación en todas las versiones traducidas.
  • No tener en cuenta la maquetación y el diseño: Hay que tener en cuenta que cada idioma necesitará longitudes diferentes de texto que pueden afectar a la estética y usabilidad de la página. 
  • Traducir de forma literal: La generación de contenido en múltiples idiomas implica la delicada tarea de preservar la esencia y el tono de la marca. Interpretaciones equivocadas, malentendidos culturales o incluso en la transmisión de mensajes incorrectos son algunos de los riesgos que pueden generar desconfianza y arruinar por completo las ventas potenciales.

En definitiva: cuidado con las soluciones rápidas. La traducción requiere no solo habilidades lingüísticas, sino también una comprensión profunda de la cultura y las sutilezas comunicativas para garantizar una experiencia coherente y auténtica en todos los idiomas. 

Cómo traducir una página web a otros idiomas

Si ya has decidido que vas a traducir tu ecommerce a un idioma o varios, llega la gran pregunta: ¿cómo lo hago? Podríamos decir que tenemos tres grandes opciones:

Traducción automática

Herramientas de traducción automática: Posiblemente la más usada y la solución más rápida. Plataformas como Google Translate cuentan con más de 80 idiomas a elegir y están respaldadas por avanzados algoritmos de inteligencia artificial. Ofrecen la capacidad de traducir grandes cantidades de contenido en tiempo récord. 

Aunque son eficientes para textos generales, su problema es que realizan interpretaciones literales y se olvidan por completo de los matices culturales. Ofrecen una comprensión general del contenido, pero nunca recomendamos usarlas sin revisión humana. 

Cuidado con olvidarte de los matices culturales y realizar una traducción literal

Nada mejor que un ejemplo para ver hasta qué punto te la juegas con la traducción automática. Google Translate tradujo para una web gallega el nombre de la Feria do Grelo como “Feria del Clítoris”. El grelo es un tipo de verdura derivada del nabo y el traductor automático aplicó el portugués en vez del gallego. Y sí, en portugués grelo significa clítoris. Por tanto, si no quieres que tu marca sea motivo de meme: cuidado.

Traducción automática con revisión humana

Nuestra favorita por su capacidad para abordar el multilingüismo con eficiencia pero también sin disparar los costes, aprovechando las fortalezas tanto de la automatización como de la sensibilidad humana para evitar errores. 

Esta solución híbrida supone que, una vez completada la traducción automática, los textos pasan a manos de personas especializadas en el idioma de destino que revisan. Después, perfeccionan la traducción, corrigiendo posibles errores, adaptando el tono y asegurando una interpretación precisa.

Traducción profesional

Traducción profesional: La ideal, pero no todas las marcas se lo pueden permitir, sobre todo si hablamos de una traducción a más de dos idiomas. Este tipo de traducción suele realizarse a través de agencias especializadas y ofrecen traducciones de alta calidad, precisas y culturalmente adaptadas. 

Las traducciones son sometidas a rigurosos procesos de revisión y control de calidad. Se ejecutan a través de una red de traductores profesionales especializados en diversos campos y idiomas. Estos expertos son asignados en función de la naturaleza específica del contenido a traducir, asegurando conocimiento técnico y cultural.

Conclusión

Si estás decidido a traducir tu ecommerce a varios idiomas o bien has detectado que en tu proyecto de traducción se han cometido errores, te ayudamos analizando y coordinando de forma efectiva el proyecto. ¡Llama a Midrocket!